Gobragh, una cerveza hecha con amor de familia

Matías y Sebastián se conocen desde el Jardín de Infantes, desde ese momento recuerdan que lo máximo que estuvieron separados fueron cuatro meses.

Hoy incluyen a Daniel (padre de Matías) formando un emprendimiento y  son el primer local que vende cerveza artesanal con fabrica in situ de la ciudad de Neuquén.

  • Profesión:
    Matías (Cervecero/diseñador audiovisual)
    Sebastián (Cervecero/Ingeniero)
    Daniel (Ingeniero retirado/Cervecero)
  • Hobbies: Matías (Jiu-jitsu), Daniel (Tai Chi)
  • Canción favorita:
    Sebastián (Oktubre- Patricio Rey, Prohibido- Callejeros),
    Daniel (Folkclore, Vox Dei, Sui Generis)

Cerveza con… amigos

 

  • ¿Qué idea los impulso a llevar a cabo este negocio?

Sebastian: Yo estaba sin trabajo. Mati ya venía cocinando desde hace tiempo y un día cocinando en su casa, me di cuenta que me gustaba mucho hacerlo. Después de un tiempo empezamos a recorrer cervecerías, estudie como era el mercado. Le pregunte a Mati si estaba dispuesto y arrancamos a mediados de septiembre.

Era ingeniero, renuncie a mi trabajo y desde hace un año mi ritmo de vida cambio.

El primero de diciembre alquilamos la casa (actual fabrica y local) y en el medio viajé a ver a  mi hermana y me traje el nombre  ya que había visto una historia que me interesaba y así empezamos a caminar.

Fuimos a varias fábricas a ver como era el tema, viajamos  a Bariloche a conocer el ambiente cervecero. Daniel se había retirado de su profesión (ingeniero) y le dijimos si quería ser parte de esto, obviamente él acepto.

 

Matías: Cuando decidimos empezar con todo esto, fuimos a la  fiesta de la cerveza de Aluminé. Buscando equipos, justo encontramos uno en San Martin que es con el que cocinamos Actualmente. Entonces salimos a verlo, lo compramos y empezamos a trabajar. Fue todo muy rápido, desde que se nos ocurrió la idea, hasta ahora se fueron dando las cosas solas.

Sebastián: Nos decidimos a vivir de esto a mediados de Septiembre y el 16 de Febrero inauguramos el Gobragh. Con ayuda de “Beto” un oficial albañil que fue fundamental para lograr todo esto ya que tuvimos que reformar toda la casa y reconstruirla. Actualmente seguimos con reformas, más que nada por las conexiones de gas.

  • ¿Cómo es la elaboración de su cerveza?

Sebastián: Este proceso consta de varias etapas  bien marcadas que son:

Primero la limpieza de todos los equipos de cocción, fermentado y de todos los barriles que eso se va haciendo gradualmente a medida que se va necesitando.

  • La segunda etapa es la de cocción, ya hace un mes y medio nosotros nos pusimos a cocinar todos los miércoles.
  • La tercera seria cuando la cerveza madura y fermenta que está sola y uno lo que hace es solo, controles de calidad del producto.
  • La cuarta etapa que es el embarrilado y el carbonatado.
  • Por último y no menos importante la comercialización.

Cocinarla es lo más complejo para llegar a una buen producto. Matías es el creativo de esta sociedad, hoy es se encarga de leer y estudiar las recetas.

Con esta receta que estamos haciendo ahora, hace un mes y medio que viene viendo que se puede usar, que hay en el país.

Yo estoy atrás de lo que él me pide y algunas cosas no las pude conseguir, por ejemplo el lúpulo amarillo que la usamos para esta receta en particular.

  • ¿A veces se les complica conseguir los insumos? 

Sebastián: El aprovisionamiento de insumos en la cerveza artesanal, tiene cierta complejidad como el lúpulo este año. Si bien Argentina tiene muy buen lúpulo, el problema es que esta todo vendido, pero por suerte se está importando cada vez más, en especial desde Estados Unidos que abastece al mercado local.

  • ¿Cuáles fueron sus mayores dificultades a la hora de poner este proyecto en marcha? ¿Cómo superaron eso?

Sebastián: Tuvimos muchas dificultades, una fue la infraestructura de la casa porque cuando empezamos al ser antigua  teníamos que tener mucho cuidado.

Somos tres socios, por ejemplo hace poco se enfermo la abuela de Matías, entonces se repliega la sociedad. Lo primero es la salud de la familia y nosotros nos consideramos una en sí. Entonces en ese momento cae la responsabilidad de este negocio, en algunos más y en otros menos.

Matías: Nunca tuvimos un problema que nos hizo ir para atrás siempre se fue resolviendo.

  • En Neuquén hay muchos locales de cerveza artesanal ¿Qué creen que los diferencia del resto?

Sebastián: Hay una gran expansión en la oferta y la demanda.

A nosotros lo que nos hace único hoy es que somos el único local de recarga con fabrica in situ, no sé si hay otro en Neuquén y en pleno centro.

Otra cosa es la relación que tenemos ya que es muy familiar. Si bien a veces nos podemos pelear, al otro día nos arreglamos porque sabemos que tenemos esta sociedad y nos tenemos que seguir viendo.

Por último a en nuestra cervecería, además de vender nuestra cerveza, tenemos otras marcas y tipos, pero nunca volvemos a repetirlas. Entonces la idea es que el cliente todas las semanas se encuentre con opciones diferentes.

  • Próximamente ¿Tienen pensado crear algún nuevo tipo de cerveza?

Matías: La idea es tener varios estilos, ir creando y probando, es lo bueno que tiene esta bebida. La única receta desarrollada que teníamos era la de Golden, entonces estábamos cocinado esa. Ahora más relajados con el ritmo de producción, empezamos a experimentar con nuevas recetas. Pero lleva un tiempo, esta IPA que estamos haciendo ahora, no sé cómo me va a quedar, no sé si me va a gustar, tal vez la tengamos que tirar. Es un proceso, por ahí la empezamos ahora y nos lleva varios meses, hasta que quede bien.

De la Golden ya hicimos 15 cocciones y cada vez la vamos perfeccionando, ya que uno va aprendiendo, va cambiando, es todo un proceso.

Sebastián: Esto son como las milanesas de la abuela, la abuela solo hace milanesas cuando es abuela. Cuando era una chica de 20 años no  tenía la capacidad de hacer las recetas de la abuela. Con la cerveza es lo mismo, las recetas van evolucionando, van cambiando y los insumos también, entonces muchas veces  las recetas hay que modificarlas.

La idea es tener varios estilos, ir creando y probando, es lo bueno que tiene esta bebida. La única receta desarrollada que teníamos era la de Golden, entonces estábamos cocinado esa. Ahora más relajados con el ritmo de producción, empezamos a experimentar con nuevas recetas.

  • Por último, ¿Qué consejo les dirían a aquellas personas que están comenzando con un emprendimiento?

Sebastián: Yo creo que los emprendedores son la base de la potencia regional y de nuestro país. En Argentina y Latinoamérica es muy difícil  y necesita mucho porque no están dadas muchas condiciones, desde el estado y la sociedad en general como para desarrollar un emprendimiento personal, de amigos o familiar como lo es este.

Lo que sí es lo mejor que tiene  el mundo laboral. Yo soy ingeniero y tengo un post-grado, pero no hay nada que me haya dado la satisfacción y el crecimiento personal y profesional que me ha dado Gobragh desde que empezamos. Hay que empezar a animarse, inconvenientes tuvimos miles pero son parte del camino.

Por ejemplo para ir a una de las fábricas que teníamos que ir, llamo a Mati y le digo, “mañana a las 7 cierra la fábrica”, quedaba en plena provincia de Santa Fe. A las once de la noche, nos fuimos con el auto hasta allá y si te agarra un piquete o lo que fuese, veras como haces. Nos bajábamos en cada pueblo para conocer, buscar equipo.

Matías: Además teníamos que ir resolviendo muchos inconvenientes en el camino, nos quedábamos sin señal, teníamos compras que hacer. Yo creo que como decía Sebastián hay que arriesgarse y si no sale por un lado va por el otro. Las cosas se van a ir dando.

Sebastián: Como último consejo, nadie te va a dar nada si vos no salís a buscarlo, eso es ser emprendedor. En general creo que en Latinoamérica somos una máquina de excusas para todo y el emprendedor no puede poner ni excusas ni puede esperar. Uno tiene que ver como hace, pero hay que moverse.

PH: Marina Cisneros
@marinacisnerosfotografia 

Follow:
Facebook:
gobraghcerveceria

Instagram: @gobragh_growler_fabrica

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Brenda Escudero

Maquilladora, dueña de #FedraShowroom y estudiante de Diseño del Instituto Roberto Piazza. Me encanta ascesorar a las personas sobre como vestirse y asesorar emprendimientos en la parte del Marketing y Relaciones Publicas.