Paola Paredes, una fotógrafa que concientiza

La fotógrafa Ecuatoriana, está generando una revolución en el mundo con sus imágenes. En esta entrevista nos cuenta un poco de su enamoramiento con la profesión y sobre la responsabilidad que tiene trabajar con temas como la homosexualidad.

  • Nombre: Paola Cristina Paredes Albán
  • Profesión: Fotógrafa documental y Diseñadora Gráfica
  • Hobbies: Ver películas y también me gusta pintar, pero no he podido en algún tiempo.
  • Referentes: De directores de cine me gusta mucho Lars Von Trier, Woody Allen, Richard Linklater. En cuestiones de fotógrafos me gusta mucho el trabajo de Nan Goldin y Jeff Wall
  • Canción favorita: No tengo una favorita, pero me gusta escuchar mucho la música instrumental y la electrónica.
  • Tu lugar en el mundo: Quito- Ecuador, definitivamente es mi hogar.
  • ¿Qué te inspiro a llevar esta profesión de fotógrafa? ¿Cuál fue la fotografía que te motivo a elegir esto?

Eso fue hace unos 10 años. Yo estaba en ese tiempo estudiando diseño gráfico habíamos empezado con un curso de fotografía básica y un día en mi cuarto con mi mejor amiga, empezamos a jugar como si estuviéramos en una sesión de fotos. Pusimos, luces, se maquillo, nos divertimos mucho. Cuando ella vio mis fotografías me dijo; “creo que tienes un talento, un ojo para esto”. Ese momento marco el comienzo de una idea en la que yo dije  “voy a seguir fotografía”.

  • Cuando a vos decidís comenzar con un proyecto o te ofrecen alguno ¿Cómo es todo el proceso y el desarrollo de los mismos?

Cuando a mí se me ocurre una idea, primeramente comienza un proceso de investigación alrededor de eso. Uno empieza a ver trabajos de artistas que han hecho algo parecido, empieza crea un marco con información teórica.

Por ejemplo, para mi primer proyecto que es cuando salgo de “closet” con mí familia, leí muchos libros sobre como toman los padres este tema. Después empieza una investigación visual de cómo van a salir las imágenes. Usualmente me inspiro mucho en el cine.

Retomando lo que te contaba sobre mi primer proyecto, hay una parte en donde salimos toda mi familia en una mesa. Entonces estudie escenas en donde había personajes, alrededor de una. Hago esto para analizar a donde van las cámaras, luces y otras cuestiones.

Para mi último proyecto también ví escenas de películas en donde había gente encerrada en cuartos y no podía salir, ya que muchas chicas que están en estas clínicas están encerradas. Me fui fijando en donde iban posicionadas las cámaras, donde van los sujetos. También vi películas (solo por investigación) violentas de terror y tortura, para observar los gestos de esas personas, la luz, etc. De ahí vino también el proceso actoral, ensayando con directores teatrales y  aprendiendo métodos para la actuación. Todo este proceso lo hice para que las imágenes salgan lo más reales posibles.

  • Decidiste contarles a tus padres sobre tu sexualidad en el proyecto fotográfico “Sin Velo” ¿Por qué decidiste documentar ese momento? ¿Cómo se sintieron en frente de una cámara a la hora de contarles que eras gay?

Yo decidí contarles, porque nunca había sido de mi interés hablarles a mis padres sobre mi sexualidad. Era algo que yo iba a llevar a mi tumba y que no lo iba a contar, tenía miedo a su rechazo y estaba completamente segura de eso.

Todo nació como una iniciativa artística, dije “capaz si lo hago, a través del arte no sea tan difícil”. Yo en ese momento estaba estudiando en Londres, teníamos que hacer un proyecto fotográfico, quería hacer algo personal y la única idea que se me venía a la mente era que mis papas no sabían que era gay. Fue una idea que no abandone, fueron  meses de planificación, hablar con mis hermanos y con mis padres.

 El proyecto se dividió en tres capítulos. El primero fue desensibilizar a mis papas de las cámaras, fue difícil porque yo no quería que se sienten en  la mesa y que vean  todo sintiéndose invadidos. Entonces semanas antes estuve fotografiándolos para que sintieran que la cámara era partes de sus vidas. El segundo capítulo es la conversación y la tercera es un par de series de fotografías mías.

Yo creo que mis padres tomaron bien el proceso, mi mamá fue por ahí la que tuvo problemas porque no le gusta ser fotografiada y  como que le molestaba un poco. Pero todo se dio muy bien y en las imágenes se ve. El momento se dio así, fueron bastantes cariñosos y todo termino en un aspecto bastante positivo.

  • Hace poco volviste a tocar el mismo tema con tu trabajo “Until You Change”, pero esta vez haciendo referencia a la gente que está siendo reprimida a través de “terapias de conversión gay” ¿Cómo fue tu odisea a la hora de trabajar con este proyecto? ¿Cómo hiciste tu investigación?

Ha sido un trabajo bastante difícil de hacer,  el tema es muy delicado y peligroso yo  mostré mi rostro  y utilice mi nombre para denunciar estas clínicas.

También fue interesante como fotógrafa ver como se han viralizado estas imágenes. Estoy cumpliendo el sueño de todo fotógrafo que es que sus  imágenes se publiquen en los medios más importantes del mundo. Pero a raíz de eso viene una gran responsabilidad porque tú de la nada te haces un referente y eso es bastante solitario. Yo puedo hablar de esto, denunciar estas clínicas, pero se necesita un movimiento más grande para lograr un cambio.

También me ha pasado que algunos medios no me han contactado y utilizaron mis imágenes sin permiso. Otros sensacionalizarón la historia haciéndola amarillista ya que inventaron datos y eso me termino perjudicando a mí. Después de esos hechos muchos aquí en Ecuador me trataron  de amarillista y sensacionalista, pero es lo que pasa cuando un trabajo tiene mucha repercusión.

  • Concientizaste con tu trabajo sobre homosexualidad ¿De qué otras maneras crees que se puede llegar a concientizar a la sociedad sobre este y otros temas?

La gente hoy en día tiene cierto límite de atención hacia todo. Yo creo mucho en el arte y  la comunicación. Creo mucho en el poder de las imágenes y cine documental, de charlas que son bien hechas e investigadas en conjunto con profesionales.

Un ejemplo son mis  fotografías que he creado, porque están empezando a hablar sobre estas clínicas de conversión, sobre que se puede hacer, dando charlas aquí en Ecuador.

  • Contanos un poco a cerca de la campaña que estás haciendo con algunos activistas de Ecuador ¿En qué consiste? ¿Cuál es su objetivo?

Bueno esta campaña nace por una idea mía, después de tres años de investigación sobre temas de LGBT y sobre las clínicas. Hablé con muchos activistas sobre cómo se podían cerrar estas clínicas y todos llegaron a la misma conclusión, que todo nace en la educación.

Queríamos ver como se puede cambiar ese pensamiento que no solo sucede aquí, sino es otros países a cerca de la homofobia.

Entonces lo que plantea la campaña son dos cosas:

Primero que sea masiva, queremos llegar a educar alrededor de 5millones de personas. Segundo planteamos hablarle a la gente sobre la homosexualidad desde el principio más básico “¿Qué es la homosexualidad?”. Sentarla a la persona y explicarle, mucha gente se ríe, hace bromas pero no sabe que es la homosexualidad, no saben el viaje personal que tiene una persona que es homosexual, no saben los géneros diversos de identidad (bisexual, transexual, lesbiana, etc.), no saben los derechos humanos.

Más que nada que ellos entiendan que la homosexualidad no es una enfermedad.

En esta campaña se van a usar herramientas de diseño, multimedia, entre otras cosas. La idea es hacer intervenciones urbanas, murales, fotografía y cine documental, también tenemos una herramienta del teatro que es el “teatro del oprimido” se usa para cambiar el pensamiento social y político.

Pensamos que este es el medio para terminar con este tipo de pensamiento.

Por último con hay una parte del dinero que recaudaremos  que  queremos utilizar para apoyar a la victimas que han salido de estas clínicas, para cubrir tratamientos psicológicos.

Por eso quiero que este proyecto  no se quede simplemente en unas imágenes y que la gente diga “esta mujer hizo unas fotos horroríficas sobre las clínicas”, sino que se diga “esta mujer hizo esto y ahora está realizando una campaña, para poder concientizar”.

…Primero que sea masiva, queremos llegar a educar alrededor de 5millones de personas. Segundo planteamos hablarle a la gente sobre la homosexualidad desde el principio más básico “¿Qué es la homosexualidad?”. Sentarla a la persona y explicarle, mucha gente se ríe, hace bromas pero no sabe que es la homosexualidad, no saben el viaje personal que tiene una persona que es homosexual, no saben los géneros diversos de identidad (bisexual, transexual, lesbiana, etc.), no saben los derechos humanos.

Más que nada que ellos entiendan que la homosexualidad no es una enfermedad.

 

…Por último con hay una parte del dinero que recaudaremos  que  queremos utilizar para apoyar a la victimas que han salido de estas clínicas, para cubrir tratamientos psicológicos.

  • ¿En estos momentos algunas propuestas o nuevos proyectos?

Por el momento no. Solo estoy dedicada a este proyecto porque creo que recién esta terminado. “Sin velo” y mi último trabajo han llevado más de tres años de mi vida, entonces creativamente como fotógrafa desearía tomarme un tiempo solo para promocionar esto ya que ambos han salido muy seguidos. Doy clases en una universidad y estoy con eso.

  • ¿Qué mensaje le dirías a los jóvenes que cargar con la presión social a la hora de declarar su sexualidad?

Yo les diría, que si no han salido “del closet”, sería interesante que ellos con sus padres toquen un poco el tema diciéndoles “mira mamá ¿No te enteraste de ese cantante que es gay?”, tanteando un poco cual es su reacción a cerca de la homosexualidad. Nosotros empezamos a hacer eso con mis papas.

Algo importante es que tengan un grupo de apoyo, amigos, familiares o quien sea. Alguien que los apoye con esto, porque nunca se sabe que reacción pueden llegar a tener. Por último les diría es que, salgan bien la cosa o mal que “la tormenta va a pasar”, lo importante es que estén relajados y tranquilos con su identidad sexual.

 

Al terminar la entrevista Paola nos aclara ciertos datos para comprender mejor su trabajo.

Las imágenes de su último trabajo “until you changes”  no fueron tomadas en las clínicas y no son reales, son recreaciones.

Estas clínicas  rehabilitan a personas con problemas de alcohol o de  drogas ilegalmente, ofrecen tratamientos para “curar la homosexualidad”

En ecuador hay una identidad que se encarga de regular este tipo de sitios llamado “ministerio de salud”, pero por corrupción y mafia siguen abiertas.

Con la atención mediática lamentablemente  se hicieron más clandestinas, dificultando encontrar sus ubicaciones.

www.paolaparedes.com

Follow:

Instagram: @paolaparedesphotography

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Brenda Escudero
Maquilladora, dueña de #FedraShowroom y estudiante de Diseño del Instituto Roberto Piazza. Me encanta ascesorar a las personas sobre como vestirse y asesorar emprendimientos en la parte del Marketing y Relaciones Publicas.