Recetas prácticas para exfoliarte en casa

Muchas veces nuestra economía no nos permite gastar  en productos para la piel como cremas, mascarillas o exfoliantes. Es por eso que hoy les traemos dos recetas exfoliadoras para los diferentes tipos de pieles, con elementos que tenemos en nuestra casa.

Piel Grasa

Para aquellas mujeres que poseen una piel grasa, con  puntos negros y espinillas se recomienda un exfoliante que además de limpiar las impurezas y células muertas también seque la piel manteniéndola, al mismo tiempo, fresca y tensa.

 

azucar-y-limon-dos_dst

 

Guardar

Guardar

exfoliantesnaturales_dst_la

Esta mezcla consiste en solo dos elementos:

  • Limón: seca y tensa la piel dándole brillo y firmeza
  • Azúcar blanca: Sus granos exfolian en profundidad todos los puntos negros y espinillas.

Lo único que hay que hacer es mezclar estos dos ingredientes creando así una consistencia densa, NO LÍQUIDA, hidratando apenas el azúcar para que se una.

Una vez logrado este punto hay que untárselo en la piel (aproximadamente de seis a siete minutos) haciendo una leve fricción en ella ya que si se frota enérgicamente la piel tenderá a enrojecerse o irritarse. El siguiente paso será remover toda la mezcla de la cara con agua tibia y secársela a toquecitos con una toalla.

Aquí terminaría el proceso, pero para aquellas mujeres que quieren una piel más tensa y seca pueden humedecer un algodón en agua con limón (partes iguales de cada una) y recorrer su rostro con este. Una vez que su cara se seque por completo se vuelven a limpiar con agua tibia y listo!

exfoliante_de_azucar_cafe_dst

Guardar

Piel Seca o Mixta

La segunda receta es para las personas que tienen piel seca o mixta. Este tipo de pieles necesitan de más cuidado ya que tienden a ser más sensibles a los cambios climáticos en especial en las épocas de frío.

Los ingredientes son:

  • Azúcar negra: es más suave para remover las impurezas de la piel ya que sus granos son más pequeños y húmedos.
  • Aceite de oliva: Actúa como un hidratante a la piel, la deja mucho más suave y humectada.
  • Café en polvo: Activa la circulación de la piel.

 

En un recipiente se debe mezclar dos cucharaditas de azúcar negra, dos de café en polvo y una cucharada grande de aceite de oliva, creando así una mezcla consistente NO LÍQUIDA.

Untar en la piel con movimientos circulares durante aproximadamente cinco minutos y luego remover con agua tibia, por último, secar el rostro a toques con una toalla.

 

Se recomienda hacer cualquier tipo de exfoliación antes de lavarse el pelo, ya que por lo general si no se tiene mucho cuidado el producto puede llegar a ensuciar nuestro cabello.

Guardar

Camila Osa
Me apasiona la moda, los diferentes estilos y como se lleva cada uno de ellos en las pasarelas de todo el mundo. Me encanta escribir y aconsejar sobre temas de belleza, es por eso que siempre intento abarcar todos los gustos, desde un atuendo y maquillaje casual hasta el más dramático para un evento especial.