“El bikini”Ruptura de Inmensidad…

…Belleza de libertinaje

Inmensidad. Proyección de lo que una vez me contaron. Horizonte infinito. Silencios…

Y un recambio horario. Explosión que invade. Revuelto de acciones, remolino emocional en temperatura ambiental. Bomba nuclear. Ruptura de inmensidad. Recuerdo de lo que una vez me contaron. Visión de un pasado que evolucionó nuestro presente. Quietud interrumpida. Guerra de sexos y la Mujer oculta. Supervivencia del más fuerte. Sin fabricación de bombas, no hay lucha declarada. Sin conocimiento de la ley, no hay cuestionamientos. Sin creación de las dos piezas, no hay pudor de nuestra creación. Memorias de la época romana, de Grecia, y memorias de lugares no comunes.

En 1946 nos cansamos de la subordinación. El punto de inflexión generado despertó nuestra razón de Ser. Amnesia de un pudor, de una moda que no vuelve. Es que cuando uno libera partes de su cuerpo, va evolucionando el sentir y la conciencia de sí. Hay una danza interior. Hay una elongación personal que no desea volver a su estado original. Tendencias para olvidar, puertas para revolucionar.

Entonces, Guerra declarada! Mujeres protagonistas. Se desestructuró lo obsoleto y se generó un derecho de decisión. Desarrollo de personalidades como formas de enfrentar la Ruptura de Inmensidad. Nosotras como portadoras de la visión del mundo, de las visiones del mundo. La necesidad emocional sobre la racionalidad de un pasado que una vez me contaron. Consumo auto gestionado. La indumentaria como cara visible. Apariencia de identidad. ¿Qué verdad queremos contar? ¿Hay un cúmulo de sensaciones para ocultar? Vuelta a la supervivencia del más fuerte. El más fuerte genera una tensión que otorga visibilidad y provoca un desajuste de mentes ajenas. El más débil es transparente y encaja perfectamente con las reglas.

BrigitteBardot_Bikini

Abandono de un pudor, de una moda que no vuelve. Cuerpos que gritan razones. Exteriorización, liberación corporal, gestual. Se fusionaron los horizontes. En los años 50, la explosión invadió los medios y las grandes estrellas del cine retrucaban la moral instalada. Explosión como mensaje Revelación. Nuestro cuerpo como lenguaje. Decisiones personales… ¿Qué parte queremos hacer pública? Hay algo que nos retrae? ¿Qué queremos disimular, qué queremos destacar?

Inmediatamente, la igualdad por la libertad nos iguala como bellezas. La mujer como explosión individual, como bomba interna; reflejo externo. La belleza en todas sus formas expresivas. Los años 60 como la nueva visión de la sociedad sobre el cuerpo femenino. Y un sinfín de posibilidades gracias a la Lycra y la evolución tanto de los tejidos como de la conciencia.

Y en esta época de nuevo comienzo, una prenda, o dos partes, o tres entrelazadas nos incentivan a nuevas perspectivas. El bikini como indicio de un nuevo rumbo. Proyección de un futuro de sol.

Apertura de temporada para todas. Combinaciones a medida. Fusión de horizontes. Conquista de miradas. Belleza de libertinaje: somos nuestra luz. Soles brillando en una Ruptura de Inmensidad! ¿Qué queremos expresar este verano?

Recuerdo que una vez me contaron que las mujeres ya usaban dos piezas en su cuerpo allá por la época romana. También me contaron que en 1946 el diseñador francés, Louis Reard, produjo el nacimiento del bikini regalándole un nombre que tiene sus orígenes en el atolón Bikini, un idílico lugar tranquilo y perdido en el Pacífico Sur que, hasta fue usado como campo de pruebas nucleares. Recuerdo que me contaron que el nombre hacía referencia a la explosión que generarían aquellos trajes de baño. Y que durante años, estuvieron prohibidos hasta que Marilyn Monroe y Briggitte Bardot se animaron a llevarla para popularizarla. Y ahora es momento de continuar esta historia…El bikini, que aniquila el pudor, permite replantear la mirada sobre partes de nuestro cuerpo.

El Bikini a través del tiempo…

Guardar

Guillermina Debeljuh
María Guillermina nació en Pergamino (Bs. As.), el 22 de Febrero de 1993. Ella está finalizando la Licenciatura en Diseño de Indumentaria y Textil en la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires. Ella trabaja en proyectos de investigación en la Universidad por las becas CIC, escribe, participa de un programa de radio desde la indumentaria y hace fotografías para transmitir sus pensamientos. Actualmente, se encuentra desarrollando un emprendimiento de prendas tejidas en Mohair denominado CRIN. Y ella pone energía en lo que cree. Y lo trabaja con esa certeza placentera de que en el acto de creer está creando su universo.