Viviendas Para Apilar

Día a día en el mundo se transportan millones de containers de ciudad en ciudad  que luego de 15 años de uso terminan con un final común, el descarte de estas piezas metálicas. Pero este no es el fin de todos ellos, cada vez hay más casos de reutilización de estos módulos. Esta es la propuesta de los arquitectos del estudio danés BIG, Urban Rigger,  con la idea de construir conjuntos de viviendas para estudiantes de forma rápida y asequible.

Utilizar  containers como módulos habitacionales no es la primera vez que sucede, en varias partes del mundo se construyeron casas donde convirtieron containers en espacios útiles y funcionales, como lo hicieron en:

Container City instaurado hace varios años en Londres,  se trata de un conjunto de edificios hechos completamente con containers que albergan residencias y oficinas para artistas en su mayoría.

También tenemos el caso de “PUMA CITY” un edificio también resuelto en containers y pensado para ser montado y desmontado sin mucha complejidad, recorriendo numerosas ciudades como representante de la marca.

viviendas-para-apilar006

Guardar

viviendas-para-apilar017

Así este conjunto de viviendas es la primera prueba de laboratorio que se realizó en la ciudad de Copenhague, una ciudad portuaria que vio un crecimiento sostenido en la población principalmente de estudiantes. Como toda ciudad con puerto, estas zonas siempre son una parte de la ciudad poco apreciadas y aprovechadas que se encuentra próximas a los centros de la ciudad; así el Estudio BIG vio una oportunidad de implantar sus grupos de viviendas experimentales en estos puertos. Con las ventajas de no tener que transportar la nueva población a zonas aledañas de estos centros urbanos, sino que las inserta en espacios olvidados de estas ciudades.

Estas viviendas empiezan a conformarse por un sistema que apila nueve containers  alrededor de un patio común a todo el conjunto, generando así un espacio de reunión como también diferentes visuales al interior y exterior del conjunto; este patio a su vez está cerrado superiormente por un techo acristalado dando como resultado un jardín de invierno que ayuda a aclimatar todo el conjunto.

Siempre se trató  de crear un espacio totalmente funcional, por esto se le agrega un uso específico a cada techo en particular, uno como cubierta verde, otro como espacio para paneles solares y el último como espacio accesible y de uso a las 12 viviendas, no solo con esto, el conjunto suma plataformas y su propio muelle entre sus varios espacios comunes.

La idea de este conjunto de viviendas es que sea una respuesta universal a ciudades con características portuarias como Copenhague o mismo, Buenos Aires, pudiendo colocar estas unidades en puertos y ríos. El conteiner funciona de la misma forma donde es un objeto normalizado mundialmente en sus medidas, facilitando el transporte de estas unidades como también la fabricación en diferentes lugares.

Si comparamos esta forma de construir con relación a formas tradicionales también vemos un punto a favor de los containers generando un ahorro en recursos y tiempo de obra.

Con todos estos puntos a favor solo hay que esperar y ver cómo crece este proyecto que se empezó a probar, pero seguramente va a ser un éxito y una base a nuevas formas de construir y pensar las futuras formas de vivir incluyendo un sentido de comunidad entre un grupo de personas con respecto a un lugar,  a su vez que el uso de estos containers con el tiempo van a ir en crecimiento y en la espera de ser refuncionalizados en nuestras futuras ciudades.

Guardar

Juan Martin Roldan

Apasionado por la arquitectura y el diseño como herramienta para llegar a las personas con lo que nosotros somos en una forma expresiva. “La arquitectura es nuestro habitad y el diseño es quién lo nutre”