karl for ever

El Grand Palais se convierte en el escenario para brindar tributo a Karl Lagerfeld, el lugar que fue escenario de sus desfiles, dando lugar a mostrar su imaginación sin límites con cada uno de sus espectáculos.

La industria de la moda rinde homenaje al multifacético diseñador, quién ha marcado un antes y un después, en el modo de mostrar e interpretar la moda.

Las paredes del Palais mostraron retratos en blanco y negro del diseñador, desde su entrada juvenil a París como el joven alemán ganador del Premio Woolmark en 1954, a través de cada fase de su ascenso, a través de Chloé en los años 70, Fendi, Chanel, y su marca Karl Lagerfeld, su nombre dió vuelta al mundo.

Al evento se hicieron presente sus musas como Cara Delevingne, Helen Mirren, entre otras, Pharrell Williams cantó y el pianista Lang Lang acompañó con su piano. También participaron bailarines de tango, ya que consideraba: “Tango, ese es mi rap”

” Vivo en total irrealidad, mientras que soy un diseñador realista ”

Karl creía de que nada bueno proviene del pensamiento excesivo, “uno debe ser espontáneo” y también, “el plazo hace que las cosas sean interesantes”.

El recuerdo que todos se llevaron a casa fue la imagen de Lagerfeld riéndose, una y otra vez de sí mismo.